Conociendo: "Homoánima. Río de Almas" de Tania Almeida


Una historia que no podrás dejar de devorar... sumérgete en la trilogía:

Esencia de Río de Almas

Pone en contacto a los lectores con aquella duda primitiva de la existencia o no del alma de los que han partido alrededor nuestro, de forma a preguntarse qué pasa con su propia alma.

Si bien la novela está cargada de acción, la verdadera aventura acontece dentro de cada protagonista que debe enfrentarse a la revisión de sus aprendizajes, convicciones, al tipo de educación que han tenido, a la incómoda pregunta de quién son en realidad, qué quieren, a quién quieren. Invita a mantener una postura de compromiso propio y con el amor que es la ausencia total de miedos en un mundo que muchas veces amenaza con aplastarnos, sumado al recién conocimiento que también existe otro mundo con valores, capacidades, historias, costumbres diferentes que tal vez sea al que en verdad pertenecemos. Desprendimiento del mundo material y reconocimiento del mundo interno, reconciliándonos con lo intuitivo.

A través de los homoánimas aprender a reconocer y alejarnos de las personas tóxicas que nos roban nuestra esencia.


Sus ingredientes

Introducción a un mundo fantástico.

La innegable vitalidad de todos sus personajes, que se entrelazan como lo hace la vida misma.

La historia de un amor que es viejo como el tiempo y que ha superado todas las barreras impuestas.

La muerte de un novio, un hijo, un amigo. Un evento real que marca la vida de la gente.

Expone al lector a historias de espíritus, eventos inexplicables, a entender cuánto desconocemos nuestro interior.

La ciudad de Río de Janeiro, romántica, divertida, cargada de misticismo, única, energéticamente diferente.

Las heterogéneas formas de los personajes de actuar, pensar y vivir provenientes de las culturas diferentes (Brasil, Estados Unidos, Italia).

La creación de los homoánimas como figura representativa de otra faceta humana. Una forma fantástica de hacer ver a las personas cuán diversos podemos ser los habitantes de este bello planeta.

La exposición de las inseguridades propias y ajenas en todos los ámbitos de la vida, ya sea porque se ha aprendido de los padres, por presión de la sociedad e incluso de forma arquetípica.

Los personajes pasan por un sin número de situaciones como grandes desilusiones debido al engaño y la manipulación, Pasan por emociones profundas de bienestar y alegría. Pasan por todo el abanico de sentimientos que se dan en la vida.

Se expone el concepto de prejuicios raciales al ver que una raza se cree superior a la otra.


Sus puntos fuertes

La historia está narrada en primera persona. Logra así involucrar al lector no solo en la trama de una forma más intima, también lo hace en el mundo interior de la protagonista, pudiendo así sentir en carne propia las emociones que la motivan.
La novela no pretende ser una exhibición de conocimientos literarios inentendibles para el lector; es rica en imágenes, contenido, trama, desenlace, posee todos los ingredientes para que la lectura sea amena, entretenida y atrapante sin necesidad de acudir cada dos párrafos a un diccionario.
Durante la lectura se podrá apreciar cómo los personajes de forma progresiva, no atolondrada e inverosímil, toman consciencia de ellos mismos. Ellos crecen, maduran y sorprenden a lo largo de la novela. La complejidad de cada protagonista, va desenvolviéndose de una manera sencilla y clara para el lector de forma que no cabrán dudas de que el uso de las palabras como símbolo, da vida.
La exaltación de la imaginación a través de leyendas, mitos, orígenes diferentes a los hasta ahora conocidos y planos que se interponen e interactúan.
La descripción de los lugares indudablemente es uno de los puntos fuertes de la novela. Sobre todo la descripción de la magia que posee la ciudad de Rio de Janeiro.
La novela tiene un ritmo intenso y temas con los que la gente se identifica.

Por qué leer este libro

Homoánima es una novela que por su gran versatilidad, no encaja en un solo género, sino que está alimentada de romance, fantasía, acción, espiritualidad, historias mitológicas, misterios. En Homoánima el lector utiliza sus cinco sentidos gracias a las descripciones de lugares, emociones, situaciones, pensamientos íntimos, texturas, aromas, sabores. Las narraciones fantásticas son tan verosímiles y ocurren en lugares tan habituales, que se preguntará si en verdad no es posible que sí sucedan; y no solo eso, sino que va entretejida con aconteceres diarios, propios de cualquier ser humano. Esa mezcla de creencias logrará que usted piense dos veces en la aparente cotidianeidad. Es un libro que toca temas tabúes en varias sociedades como es la muerte, la culpa, la magia negra, el más allá, algo que lo sitúa entre los temas más buscados de estos días junto a series, películas, documentales que quieren movernos de nuestra zona de confort al mostrarnos que el mundo es mucho más de lo que existe a simple vista. Homoánima revela la existencia de una raza más longeva que la humana que no solo comparte nuestro mismo planeta, también se alimenta de las almas, de la fuerza vital de las personas. ¿Fantasía? Mas bien figura alegórica del egoísmo y las personas que nos quitan la alegría. Como bien dije, en esta novela la realidad y la ficción están separas por un velo demasiado fino. Homoánima, la primera entrega de la trilogía Rio de Almas, la dejará con ganas de
más.


Descubriendo la historia a través de 3 párrafos:
Giselle baja la cabeza ruborizada y dice que sí. Se le atropellan las palabras cunado pide disculpas una y otra vez. La tranquilizo y le digo que todo está bien. No obstante, no puedo evitar pensar que Fabrizio pueda ir con esa información a Guido y este decida no meterse con material dañado, es decir, conmigo. Decisión por la que no lo podría culpar. La historia de un novio que falleció en un accidente causado por su novia, la que lo sigue viendo, oyendo y llorando por él, no es cualquier historia. Una vez más pienso que ojalá sea Guido, aquel valiente que le haga frente a tan desolador escenario. 

De repente, de la nada siento náuseas. ¿Qué me pasa? Recuesto la cabeza en el sillón, respiro profundo y apoyo la mano en el estómago. ¿Se deberá a las luces o al humo? ¿Tal vez a la descarga gigantesca de adrenalina por encontrarlo? O tal vez… ¡No! La veo parada a pocos pasos, baja el celular. Observo a Guido que también cuelga el suyo. Un pánico justificado sube por mi cuerpo, Paola sonríe y sus ojos de un celeste cielo se desgarran hacia los bordes y exhiben un verde felino con rayas amarillentas. Bajo su blusa blanca una luz amarilla se apodera de su pecho y se agazapa como lo haría un puma para cazar a su presa. Cierro los ojos previendo lo inevitable, pero un aire fuerte acompañado de una presión en los brazos me invade. Presa del terror los abro de golpe para comprobar que no estoy en el sillón y que Paola, con toda su amenaza ha desaparecido. Me encuentro parada en la puerta de salida, prisionera en los brazos de Guido.
 
Me alejo de Guido sin conseguir desconectar mi turbación de su figura, sin entender nada de lo ocurrido a lo largo de la noche, sin en verdad querer apartarme de él. La postura de su cuerpo es suplicante, triste, preocupada. Hasta su eterna actitud impecable lo abandonó; parece un simple mortal abrumado por los acontecimientos, no más ese hombre en el control de sus pasiones y su entorno. Irónicamente, sé que es menos humano que nunca.





0 comentarios:

Publicar un comentario