Entrevista a Luis Aguilera Cabra, autor de "Una situación muy esponjosa"



Queridos amigos, queremos que conozcáis mejor a nuestros autores por ello, en esta ocasión, hemos entrevistado a Luis Aguilera Cabra, autor de Una situación muy esponjosa.



¿Cómo se llega a una novela de las características de UNA SITUACIÓN MUY ESPONJOSA, no del todo convencionales?

La respuesta es bastante simple: es una novela que aparece por generación espontánea. Mentiría si digo que aquí hay sesudas reflexiones previas, investigaciones sociales, estudiados cuadros psicológicos, planificación de su estructura. Esta novela no ha sido escrita desde el oficio de escritor sino desde el recorrido del lector. Quiero decir que, desde su primer párrafo, nunca supe qué iba a suceder hasta su punto final. En verdad iba detrás de los personajes. El esfuerzo fue seguirlos. Y respetarlos. Hay expresiones o ideas con las que estoy en desacuerdo, incluso que me molestan. Pero corregirlos sería traicionarlos o desnaturalizarlos.

¿Por qué elegiste llamarla de esta manera?

La clave de su título está en el muy descriptivo calificativo de  “esponjosa”. No fue mi hallazgo. En una conversación, por lo demás telefónica, hablando de alguien, mi interlocutora la utilizó para señalar los cambios de una persona que había logrado ciertos éxitos. Y me pareció una palabra capaz de transmitir mejor una sensación que una explicación. Tiene algo de expandida, de inasible, de porosa, de absorbente y a su vez de reluctante.

Si tuvieras que presentar el libro a nuestros lectores ¿con qué palabras lo harías?

La respuesta está impresa en la portada, algo muy poco frecuente en una novela pero que obedece a la necesidad de informar sobre el resultado de su contenido, de su lectura: “Esta novela te cambiará el humor”. Y creo firmemente que lo consigue. Lo que no puedo asegurar es a qué humor se cambia. Para unos puede ser una historia francamente hilarante; para otros entretenida y puede que, para algunos, dramática porque también tiene un poco de drama. Lo difícil es que deje al lector indiferente. Que no se lo pase bien leyéndola.

¿En qué consiste la fuerza de esta historia?

Sin duda en los elementos narrativos que estructuran a los personajes: el lenguaje que los describe, el lenguaje con que se expresan y lo paródico y lo paradójico de las situaciones, que nunca llegan a la comedia. Y si hubiera que añadir algo, es la fluidez de la historia, el ritmo en su escritura que también marca los tiempos de su lectura.

¿Cuál es tu personaje favorito y por qué?

Es una pregunta que no se puede responder taxativamente desde el punto de vista del autor. Por lo menos en esta novela. Sus protagonistas, como lo dije antes, no reclamaron demasiado trabajo porque se iban dibujando por si mismos en el frenesí de la escritura. Cuando esto sucede, no hay tiempo para las preferencias. Se reparten. También depende de la trama. En este caso no hay héroes ni víctimas ni los muy felices ni los grandes desdichados como para tomar partido.

¿Cómo describe tu estilo?

El estilo lo define la historia. En el caso de Una Situación…hay un estilo que echa mano del humor. Por ejemplo, la descripción de los personajes puede tener un toque de caricatura que lo contrarresta la acción para que el relato no caiga en un dibujo animado. En “Una Situación muy esponjosa” hay que tener en cuenta además que el escenario donde transcurre está, sin mencionarlo, en Colombia, donde lo desmesurado hace parte del ser nacional. Por supuesto que no llego al realismo mágico. Eso ya es para maestros de excepción.

¿Cómo te ha parecido la experiencia de trabajar con la Editorial Adarve?

Esta novela la escribí en febrero del 2016 en Argentina y el único intento de buscar una editorial allá, lo hice con quienes me habían publicado un ensayo varios años antes. Pero entonces, por razones familiares, decidí regresar a España y publicar a la distancia no tenía sentido. Y la dejé en este nuevo cajón sin fondo que es un ordenador hasta que un día del año pasado la rescaté y me pareció que no merecía el olvido. Finalmente ADARVE me hizo una propuesta que encontré interesante y desde ese momento hasta hoy, sólo puedo decir que el trato ha sido exquisito y, sobre todo, que cuentan con el autor hasta que está plenamente satisfecho con lo que va a ser su libro. En resumen: muy bien.
 


0 comentarios:

Publicar un comentario