Entrevista a Ana de Lacalle, autora de "Híbrido"


El ser humano es cuerpo y alma, por lo cual es necesario mantener un equilibrio entre ambas partes para el buen funcionamiento en los diferentes escenarios de la vida. En esta ocasión, Ana de Lacalle nos cuenta acerca de su novela Híbrido, una mirada filosófica al eterno conflicto entre el pasado y el presente.



¿Cuándo y por qué decides crear tu novela?

No fue una decisión tomada en un momento concreto, sino el resultado de cuatro años escribiendo que finalmente me hicieron apercibirme de que tenía algo más que “una historia” que contar.

¿Por qué elegiste llamarla de esa manera?

El título sintetiza el conflicto interior que todos padecemos entre el pasado que puede convertirse en un fantasma siempre presente y el yo que hemos construido, que al fin y al cabo no es más que un Híbrido de lo que nos sucedió y la voluntad de querer ser algo distinto.

¿En qué ingrediente reside la fuerza de esta historia?

La clave es la exposición del mundo interno de un personaje, Nadia, en el que podemos vernos reflejados parcialmente. Y por otra parte la estructura de la novela que no responde a una biografía al uso.

¿Cómo describirías tu estilo?

Difícil para una misma, aunque creo que no puedo disociar la filosofía de mi forma de escribir, y en ese sentido siempre hay un trasfondo problemático que expresado literaria y simbólicamente, intenta poner en jaque al lector. 

¿Qué parte te resultó más complicada de escribir?

Lo más complicado fue intentar que conectaran los monólogos de la protagonista con sus recuerdos infantiles que en la novela adoptan la forma de relatos cortos.

Si tuvieras que presentar este libro a nuestros lectores, ¿con qué palabras lo harías?

Híbrido es un deambular interior de quien no consigue sintetizar –hibridar- su pasado y su presente que puede confundirlos emocionalmente –no racionalmente- y sufrir en esa tensión sin resolución.

¿Por qué crees que nuestros lectores debiesen leer tu libro?  

Me gustaría matizar que no es que “deban” leer mi libro, sino que puede constituir un punto de inflexión para aquellos que, de entrada, se sientan atraídos por la trama. A partir de aquí, cada uno decide cuándo y cómo se enfrenta a sus propios fantasmas.








0 comentarios:

Publicar un comentario