Las novelas escritas con el corazón suelen ser las más recordadas. Veamos qué nos dice Francisco Sández acerca de su novela Con las alas rotas:



¿Cuándo y por qué decides crear tu novela?

La idea me llegó cuando tenía 19 años, tiempo después de terminar mi primer libro Canto fúnebre, cuando cursaba la universidad en la ciudad de La Paz, en Baja California Sur; en ocasiones me iba al muelle principal del malecón a escribir poesía y de ahí nació la esencia. Igualmente fueron muchos factores, como en cualquier historia, la inspiración llega de varias fuentes. La inspiración final fue de quien le dediqué mi libro, una amiga pintora, fue la musa que me ayudó a acabarlo.

¿Por qué elegiste llamarla de esa manera?

Lo sabrán cuando lo terminen de leer, pero en sí, el título es una frase que encierra el salir adelante a pesar de las dificultades.

¿Cuánto tiempo tardaste en reunir datos e información para poder escribir tu novela?

De principio, desde que escribí la primera página al día en que escribí la última pasaron 8 años, no porque eso me llevara recabar la información, si no porque me olvidaba de la historia por las diferentes rutinas de trabajo y vida cotidiana, de igual forma soy un escritor muy flojo, y la verdad, pensé que jamás la publicarían.

¿En qué ingrediente reside la fuerza de esta historia?

La poesía y las diferentes formas de sentir amor, todos tenemos una historia de amor que contar.

¿Cuál es tu personaje favorito y por qué?

Jacqueline, porque es mi ideal romántico de mujer.

¿Cómo describirías tu estilo?

La verdad no lo sé, soy muy ameno y natural para escribir, aún no tengo tanta experiencia para saber cuál es mi estilo.

¿Qué parte te resultó más complicada de escribir?

Me resultaron bastante complicados los últimos capítulos.

¿Quién o quiénes fueron los primeros en leer este libro? ¿Cuál fue la primera impresión?

La primera persona fue mi hermana y le gustó mucho, dice ser mi fan número uno, tal vez fue condescendiente; y algunos amigos, a todos les gustó la esencia poética de la misma. Creo que estaba demasiado enamorado y muy mal correspondido.

Si tuvieras que presentar este libro a nuestros lectores, ¿con qué palabras lo harías?

Habrá poesía, es un libro romántico, tal vez el más romántico que escriba, realmente lo escribí con el corazón.

¿Por qué crees que nuestros lectores debiesen leer tu libro?

Porque es una historia de amor moderna y no muy común, porque se basa en las diferentes facetas del amor, tanto del que sentimos como familia, como amigos, como capricho, como fantasía; y porque el amor no es complicado, es de locos y nos hace actuar así.









Olivia Envero es el nombre de ficción que figura como autora de Ya se acabó el alboroto, no obstante podremos conocer, a través de esta entrevista, a Fernando Charro, una de las mentes detrás de la novela.



¿Cuándo y por qué decides crear tu novela?
Es una decisión conjunta ya que somos dos autores, José Luis Charro Caballero y Fernando Charro Puga, que firmamos bajo el seudónimo de Olivia Envero. Decidimos escribir algo sobre la lucha por la vida de un ciudadano cualquiera y su reacción ante las crisis sociales provocadas. Nada mejor para ello que situar la historia en una guerra.

¿Por qué elegiste llamarla de esa manera?
La titulamos Ya se acabó el alboroto porque en un primer desenlace de la acción aparece esa frase en boca de un personaje,  y continúa la guerra y el tiroteo.  

¿Cuánto tiempo tardaste en reunir datos e información para poder escribir tu novela?
La mayoría de la información la hemos obtenido a partir de testimonios, con ellos hemos construido una trama que, aunque no son reales muchas de las cosas que narra, le han ocurrido a distintas personas,  y esas vivencias se las hemos asignado a un solo personaje: Antón.

¿En qué ingrediente reside la fuerza de esta historia?
La fortaleza reside en que la persona creativa no sucumbe ante las trampas del Capital y del Estado, porque se tiene a sí misma.

¿Cuál es tu personaje favorito y por qué?

El más singular es Olivia Envero, participa en la acción a la par que interviene en la narración, relevando en distintos pasajes al narrador omnisciente. Es además de seudónimo un heterónimo, al estilo de los Fernando Pessoa

¿Cómo describirías tu estilo?
Novela realista, que resulta también ser mágica porque así es la vida.

¿Qué parte te resultó más complicada de escribir?
Los primeros capítulos que trascurren en el pueblo del protagonista, había que adelantar en ellos, sin hacer spoiler, los siguientes. Mantener la tensión de la acción sin ocultar nada al lector.


¿Quién o quiénes fueron los primeros en leer este libro? ¿Cuál fue la primera impresión?
Los amigos que coinciden en que la historia atrapa.


Si tuvieras que presentar este libro a nuestros lectores, ¿con qué palabras lo harías?
Es un libro en que las aventuras hacen un  aventurero, en que la guerra hace un guerrero y en el que las circunstancias trasforman a la persona.

¿Por qué crees que nuestros lectores debiesen leer tu libro?
Aunque parte de él transcurre en la guerra civil española, se posiciona en contra de la misma guerra, de cualquier guerra, porque todas son injustas contra las personas.









Todas las familias tienen una historia; no todas las historias son tan limpias. Alejandra Navas nos cuenta en esta entrevista cómo desarrolló su novela Linaje.



¿Cuándo y por qué decides crear tu novela?
Hace seis años comencé el proceso interno de permitirme pensar en escribir en serio. Tomé cursos de cuento, crónica periodística como detonadores. Estos cursos no solo me enseñaron a escribir de manera coherente, sino también me dieron la confianza en mí misma que necesitaba para creer que tenía talento.  Vivir por fuera y volver a Colombia me hizo querer mirar hacia atrás y ver cómo había sido educada y de dónde venían los paradigmas que de alguna manera había desafiado al irme. Esa necesidad de encontrarle coherencia a mi herencia cultural, de hacer las paces con el pasado y aceptar lo que cambié se une con mi pasión por contar historias y dan origen a Linaje.

¿Por qué elegiste llamarla de esa manera?
El nombre surgió después de terminar de escribir la novela. No lograba dar con una palabra que resumiera y representara la esencia de la historia y que, adicionalmente, impactara tanto que fuera difícil olvidarla. Una noche me desperté con los nombres de las tres novelas, pues ésta es la primera parte de una saga, y entendí que era perfecta. Luego comencé a investigar sobre los posibles significados de la palabra Linaje y encontré que era lo que buscaba.

¿Cuánto tiempo tardaste en reunir datos e información para poder escribir tu novela?
Los detalles de cómo se vivía en esa época ya los tenía de las historias que me contaba mi abuela. Primero definí el lugar, la época y los personajes centrales y a partir de ahí comencé a leer, a contactar a gente de la región y pedirle que me contara su historia. Esto me tomó unos dos meses.

¿En qué ingrediente reside la fuerza de esta historia?
En la autenticidad de los personajes. Son seres humanos con dudas, miedos y cuestionamientos que van hilando la trama de la historia a medida que descubren su realidad, lo que verdaderamente los hace ser ellos mismos, libres de toda presión exterior proveniente de la educación, la religión, la familia, el deber, la sociedad y la educación que recibieron.

¿Cuál es tu personaje favorito y por qué?
Isabel es mi personaje favorito porque, sin proponérselo, a pesar de ser la más joven, contagia a todos con su espíritu luminoso y su osadía al enfrentar la vida y los lleva a descubrir lo que realmente quieren.

¿Cómo describirías tu estilo?
Utilizo un lenguaje sencillo, sin palabras rebuscadas, y sin embargo, sin entrar nunca en la vulgaridad. No entra en detalles extensos y hay muchos diálogos que dinamizan la historia y evitan que el lector caiga en el aburrimiento con largas descripciones.

¿Qué parte te resultó más complicada de escribir?
Justamente, los detalles. Para mí es fácil hilar las historias porque tengo presente el panorama de conjunto y me adentro en los personajes de tal manera que la historia iba fluyendo conforme los personajes avanzaban en su “despertar”, pero a la hora de describir los detalles físicos de la casa, las telas de los vestidos, los peinados, las plantas, las calles, tenía que detener la historia que quería seguir desarrollándose y enfocarme un poco en esos detalles para que el lector pueda hacerse una imagen de las escenas.

¿Quién o quiénes fueron los primeros en leer este libro? ¿Cuál fue la primera impresión?
La primera persona a quien le entregué el libro para leerlo fue la abuela de mi hijo. Mi ex suegra. Es una persona que lee mucho, trabaja en una biblioteca y sabe mucho de libros. Adicionalmente, era lo suficientemente cercana como para confiarle mi libro y, al mismo tiempo, con la objetividad suficiente para decirme sin reparos si el libro valía la pena o no. Me dijo que había leído el libro de 436 páginas en dos días, que no había sido capaz de despegarse de él pues le urgía saber cómo terminaría la historia. Fue el elogio más grande que pudo haberme dado.

Si tuvieras que presentar este libro a nuestros lectores, ¿con qué palabras lo harías?
Les diría que Linaje es ese tipo de libros que hace que uno se sumerja de tal manera en la historia que olvide, por un momento, todo lo demás. Los personajes generan sentimientos fuertes y los tramacazos que reciben los hará remitirse a sus propias historias, dejándoles un sabor dulce y una sonrisa al final.

¿Por qué crees que nuestros lectores debiesen leer tu libro?

Pienso que los libros llegan a las personas por una razón, estoy convencida de que hay un mensaje individual para cada persona y está en sus manos descubrirlo porque constituye la pieza clave para desenredar sus propias vidas. 






El ser humano es cuerpo y alma, por lo cual es necesario mantener un equilibrio entre ambas partes para el buen funcionamiento en los diferentes escenarios de la vida. En esta ocasión, Ana de Lacalle nos cuenta acerca de su novela Híbrido, una mirada filosófica al eterno conflicto entre el pasado y el presente.



¿Cuándo y por qué decides crear tu novela?

No fue una decisión tomada en un momento concreto, sino el resultado de cuatro años escribiendo que finalmente me hicieron apercibirme de que tenía algo más que “una historia” que contar.

¿Por qué elegiste llamarla de esa manera?

El título sintetiza el conflicto interior que todos padecemos entre el pasado que puede convertirse en un fantasma siempre presente y el yo que hemos construido, que al fin y al cabo no es más que un Híbrido de lo que nos sucedió y la voluntad de querer ser algo distinto.

¿En qué ingrediente reside la fuerza de esta historia?

La clave es la exposición del mundo interno de un personaje, Nadia, en el que podemos vernos reflejados parcialmente. Y por otra parte la estructura de la novela que no responde a una biografía al uso.

¿Cómo describirías tu estilo?

Difícil para una misma, aunque creo que no puedo disociar la filosofía de mi forma de escribir, y en ese sentido siempre hay un trasfondo problemático que expresado literaria y simbólicamente, intenta poner en jaque al lector. 

¿Qué parte te resultó más complicada de escribir?

Lo más complicado fue intentar que conectaran los monólogos de la protagonista con sus recuerdos infantiles que en la novela adoptan la forma de relatos cortos.

Si tuvieras que presentar este libro a nuestros lectores, ¿con qué palabras lo harías?

Híbrido es un deambular interior de quien no consigue sintetizar –hibridar- su pasado y su presente que puede confundirlos emocionalmente –no racionalmente- y sufrir en esa tensión sin resolución.

¿Por qué crees que nuestros lectores debiesen leer tu libro?  

Me gustaría matizar que no es que “deban” leer mi libro, sino que puede constituir un punto de inflexión para aquellos que, de entrada, se sientan atraídos por la trama. A partir de aquí, cada uno decide cuándo y cómo se enfrenta a sus propios fantasmas.












El autor mexicano Jesús A. Domínguez nos habla en esta entrevista acerca del proceso de creación de si libro de cuentos Fantasía sin hadas.  


¿Cuándo y cómo fue el proceso de escribir Fantasía sin hadas?

Es un libro que no inició en ningún tiempo, y su esencia se va también a los libros con los que trabajo ahora. Lo que sí puedo decirte es que lleva cuentos desde los primeros que hice que reescribí y reescribí una y otra vez hasta de los últimos que he hecho. El libro, desde que nació, fue mutando, nunca se quedó quieto, hasta que finalmente lo atrapé y encerré para mandarlo a la editorial. Al ir armando el libro me di cuenta de que podía hacer un juego fantástico, no solo en el contenido de los cuentos, sino también en el orden en el que aparecerían, de tal modo que unos continúan en otros, se mezclan o funden. Cuando finalmente terminé el libro, me di cuenta sin ser pretencioso que había logrado una obra redonda, donde cada cuento se hila a los otros, donde el primero tiene efecto en el último.

¿Por qué elegiste llamarlo así?

Originalmente se llamaba Cuentos sin hadas, pero luego me di cuenta de que ya existe un libro con ese nombre. Me encantó el libro Ficciones de Borges, y si título, pues esa ficción es fantástica y me parece que mi libro también lleva de eso. Así que después lo cambié a Fantasías sin hadas. Cuando la editorial me mandó la propuesta de portada venía como Fantasía sin la «s», así me gustó más, me encanto el título que finalmente quedó: Fantasía sin hadas. Además de eso, el proyecto del libro fue hacer una antítesis de los cuentos de hadas, donde ocurra precisamente lo contrario de lo que sucede en los cuentos de hadas, y con una magia-fantasía oscura en lugar de una luminosa.

¿Cuál es tu personaje favorito y por qué?

Mi personaje favorito es del último cuento, el cual le da redondez a toda la obra y se entiende el porqué de ese título; se trata de un hada que vive en su mundo-universo fantástico y a la vez en esta dimensión de los humanos; van ocurriendo una serie de sucesos donde su magia va desapareciendo y se va quedando atrapada en esta realidad.

¿Cuánto tiempo tardaste en documentarte para poder escribir tu libro?

En este libro no requerí documentarme mucho como sí lo estoy haciendo en la novela que estoy escribiendo ahora en el sentido de investigación sobre algún tema en específico, ya que son historias que ocurren en lo cotidiano, como un paciente que asiste al sicólogo, un estudiante de la universidad, un administrar de banco que se quedó sin empleo, un dueño de una tienda de abarrotes, lo que sí, estuve leyendo literatura relacionada con el género fantástico y el realismo mágico.

¿Qué ingrediente, elementos o artificios residen en la fuerza de tu obra?

Los cuentos están creados a partir de la fantasía oscura, uso un lenguaje en la narración que persuade a eso, utilizo también figuras poéticas en ese sentido, la magia que envuelve a los personajes y de las historias en sí va transformándose hasta volverse real. Para darle realismo a la fantasía uso personajes cotidianos y en el lenguaje común y habitual.

¿Cómo describirías tu estilo?

Indudablemente, fantástico, realismo mágico, misterio, todo con tintes oscuros. Me gusta persuadir, provocar sensaciones y emociones, jugar con la sicología y la imaginación de las personas.

¿Quién o quiénes fueron los primeros en leer este libro? ¿Cuál fue la primera impresión?

Recuerdo que de los primeros cuentos que hice para el libro, los llevé a un taller literario y me percaté que, al leerlos, nadie se quedó indiferente. Si bien encontraron puntos débiles pues a eso va uno a un taller, a que te critiquen vi que les provocó algo, que se quedaron con una extraña sensación, y eso me gustó.

Si tuvieras que presentar este libro a nuestros lectores, ¿con qué palabras lo harías?

Es un libro que te deja un extraño sabor de boca. La fantasía del libro se vuelve real y lo real fantástico. Al terminar de leer los cuentos te seguirán produciendo un juego en la imaginación. Son cuentos oscuros que se hayan entre lo onírico y el misterio, y que no vienen solos, sino en bloques de tres o más, y en conjunto forman una sola obra. Al terminar de leerlo entenderás por qué del título, pues es un título vivo.

¿Por qué crees que nuestros lectores debiesen leer tu libro?

Porque es un libro fresco, con un lenguaje fluido y cotidiano. Es una obra ideal tanto para aquellos que apenas empiezan a leer como para lectores exigentes. Se trata de una fantasía que tiene muchos matices, que es diferente en cada cuento y que se va por distintos caminos, provocando emociones y sensaciones diferentes.









En esta ocasión os traemos una entrevista realizada a Anna Sar, pseudónimo utilizado por esta autora para crear su primera novela, Destino a Sahorá, una historia de ciencia ficción que os llevará de viaje por el espacio sideral y os hará dudar del mundo, pero no de ESE mundo que pensáis.   



¿Cuándo y por qué decides crear tu novela?

Desde pequeña me he ido creando propósitos a cumplir. Antes de cumplir una edad determinada, es decir, «antes de los 30 tengo que hacer…». En este caso, me marqué el objetivo de escribir un libro antes de cumplir los 35, y lo conseguí. Así fue cómo surgió esta novela.

¿Por qué elegiste llamarla de esa manera?

No fue premeditado ni buscado, ya que no decidí el título final hasta que el libro estaba bastante avanzado. Imagino que es como cuando los padres tienen un hijo y deciden no ponerle nombre hasta no verle la cara. Pues bien, cuando empezó a cobrar forma, enseguida supe que el título sería Destino a Sahorá.

¿Cuánto tiempo tardaste en reunir datos e información para poder escribir tu novela?

Durante meses, investigué sobre los lugares más inhóspitos de la tierra, las criaturas más extrañas que habitan nuestro planeta y la situación actual en investigación de modificación genética. Con ello, creé un escenario en el que transcurriera la novela. Aunque se trate de un libro de ciencia ficción, tiene más de realidad de la que podamos imaginar.

¿En qué ingrediente reside la fuerza de esta historia?

La protagonista tenía que ser que ser un personaje capaz de ser atrapado. Nos inquietamos por la destrucción del mundo exterior que nos rodea, sin embargo, hay otra forma de destrucción de la que no se habla y que es igualmente trágica: la de nuestro mundo interior. Es de ese mundo del que nuestra protagonista deberá encontrar la salida. La fuerza reside en ella misma.

¿Cuál es tu personaje favorito y por qué?

Obviamente, la protagonista, Alyssa, por su capacidad de retener a su yo verdadero. Un YO VERDADERO que, una vez liberado tras sufrir momentos de fuerte excitación o bajo amenaza, se convierte en una fuerza incontrolable y en un peligro para ella y cuanto le rodea.

¿Cómo describirías tu estilo?

Las obras de ciencia ficción y fantasía de grandes autores como Michael Crichton, Michael Ende o J.R.R. Tolkien, han tenido una clara influencia en mí y, con ello, en mi forma de escribir, llevándome a crear mundos imaginarios en los que cualquier cosa es posible.

¿Qué parte te resultó más complicada de escribir?

Como en todo libro en el que se desarrollen luchas y combates, es muy difícil describir los movimientos, los gestos y cada uno de los detalles que ocurren de forma que el lector pueda recrearlos en su mente. Para mí, la descripción de esas escenas ha supuesto un gran reto.

¿Quién o quiénes fueron los primeros en leer este libro? ¿Cuál fue la primera impresión?

La primera persona en leer este libro fue un amigo, a quien no tengo palabras suficientes de agradecimiento por los ánimos que me dio para acabarlo. La segunda, mi madre (risas).
En ambos casos su respuesta fue muy parecida, ambos dijeron: «¡Qué imaginación!»

Si tuvieras que presentar este libro a nuestros lectores, ¿con qué palabras lo harías?

La historia que en él se narra hace al lector partícipe de la batalla del destino de los personajes que en él aparecen, provocando además que, tras leerlo, regresen con la conciencia cambiada a la realidad cotidiana.

¿Por qué crees que nuestros lectores deberían leer tu libro?

Lo maravilloso de este libro es el hecho de que coquetea con conceptos, tecnologías y sociedades tan extrañas y a la vez tan verosímiles, que hace que el lector se habitúe al concepto de lo extraño. Y cuanto más extraño es lo que leemos, más herramientas le proporcionamos a nuestro cerebro para que juegue, desmenuce y construya ideas maravillosas. Solo debes dejarte llevar.












Existen muchas palabras para definir una buena obra, pero no toda buena obra se define con palabras, y María Vega lo tiene más que claro. Su libro Superhéroes literales, realizado en colaboración a la Fundación Quinta, entrega herramientas a padres de niños con Trastorno del Espectro Autista (T.E.A.).  En esta entrevista, la autora nos enseña que la mejor forma de ayudar a alguien es entregándole amor.




¿Cuándo y por qué decides crear tu libro?

Desde que descubrí cuánto me ayudaba una imagen para comunicarme con mi hijo con T.E.A. ¡no he parado de dibujar!
Empecé dibujando para él sencillas “Historias Sociales”, después de los buenos resultados y convencida por sus profes de apoyo decidí crear el blog Pictorina para compartir el material que había elaborado con otras familias, profes, terapeutas…etc. Más tarde desde la Fundación Quinta, donde trabajan con él sus habilidades sociales, me propusieron elaborar éste libro con frases hechas, ya que no hay nada similar por ninguna parte y son muy necesarias para entender el lenguaje y poder comunicarse con más naturalidad.

¿Por qué elegiste llamarla de esa manera?

Para el título buscábamos algo que hiciera referencia al esfuerzo hacen éstos pequeños para comunicarse y todo lo que nos enseñan con su forma diferente de ver el mundo, de ahí “Superhéroes” y “Literales” por su forma textual de entender el lenguaje, por eso les resulta muy complicado entender las frases hechas.

¿Cuánto tiempo tardaste en reunir datos e información para poder escribir tu libro?

El proceso creativo ha durado un año y medio.

¿En qué ingrediente reside la fuerza de esta historia?


El ingrediente principal es el amor, es lo que me mueve a dibujar para superar los obstáculos que han ido surgiendo por el camino, y el amor es lo que me hace querer ayudar a las personas que pueden tener las mismas dificultades en su camino.

¿Qué parte te resultó más complicada de realizar?

Dibujar conceptos a veces abstractos para que los entienda un niño o niña con dificultades de aprendizaje es todo un reto, son esas las frases que me han resultado más complicadas. En todas intento ponerme en su lugar para ver como entenderían ellos literalmente una frase hecha e intento que la explicación sea muy gráfica para que entiendan el concepto con un ejemplo sencillo.


Si tuvieras que presentar este libro a nuestros lectores, ¿con qué palabras lo harías?

Este es un libro que recoge 36 frases hechas de la lengua castellana, dibujadas en su sentido literal y figurado. Así que, si tenéis pequeños con alguna dificultad de aprendizaje, este libro os va a ayudar a explicarles estos secretos del lenguaje.