Entrevista a Moises de las Heras, autor del libro Sueñomatografía

 

Moisés de las Heras

Moises de las Heras es autor de géneros como cuentos, novelas, obras de teatro y poesía. Premio Buero Vallejo y Domingo Perez Minik de Teatro, accésit del Premio Parábasis de Teatro, Premio Frida Kalho, Calicanto y Arcadio Ferrer Peiró de cuento, Premio de Novela Joven 1999 de la U. Complutense, entre otros.  Sueñomatografía es un viaje por el anárquico mundo del cine y de los sueños. Os invitamos a conocer más a través de esta entrevista.


Sueñomatografía
ISBN: 978-84-19151-92-6

Número de páginas: 132


Formato: 130 x 200


Colección: Biblioteca de Narrativa Breve


Autor: Moisés de las Heras


Sinopsis: Un anciano busca, a través de un sueño, recuperar al amor de su vida, Elsa. Conoceremos su pasado, allá por 1956 en Cartagena y sabremos el modo en que perdió a su mujer más amada y la manera en que trata de recuperarla, persiguiéndola por Madrid hasta acabar en un cine y, más adelante dentro del propio sueño: en Nueva York, a través del desierto, del oeste, en un coche de policía, en el Empire State Building, en una comisaría… Finalmente todo se aclara. Sueños de cine que se convierten en pesadillas y que parecen no tener fin. En ellos se agolpan cientos de personajes, actores del celuloide antiguo y escenas clásicas conocidas. Si eres aficionado al cine clásico de todos los tiempos, te sentirás abrumado por la cantidad de imágenes que sobrevendrán a tu mente. Mientras llega el final, prepárate para viajar por el anárquico mundo del cine y de los sueños. Prepárate para no respirar.




Háblanos un poco de ti.

¿Qué puedo decir de mí? Bueno… lo que puedo decir de mí, desde el punto de vista literario, es que he nacido con unas inquietudes artísticas heredadas de mis padres. Mis padres son actores aficionados. Se han dedicado toda la vida al teatro, -igual que yo- en el grupo el Candil, de Talavera de la Reina y ya, desde pequeño, - prácticamente estaba en el carrito- me llevaban a ver los ensayos. Lo he mamado de chico.

A través del teatro, me he ido relacionando con el mundo de la narrativa. Porque sobre el escenario se cuentan historias, y a mí me apasionan.

Después, he compaginado durante diez años mi vocación como actor y director teatral con la narrativa. Pero decía Luciano Pavarotti, que también era director de orquesta, que uno no se puede sentar a la vez en dos sillas. Es necesario elegir.

Él también tuvo que renunciar a la dirección para centrarse en el canto lirico. (Y a su afición al futbol).

En 2010, aprovechando una crisis en la compañía, y también circunstancias personales, me decidí por la literatura en exclusiva. He ganado premios como director teatral, como actor, pero también de dramaturgia, de novela y cuento, de los más importantes.

El teatro… he tenido que abandonarlo: giras, bolos, ensayos, ocupan tiempo… pero me desquito del “mono” subiendo relatos teatralizados y poemas a mis canales de YouTube e Ivoox, con música y efectos de sonido.

Y escribo. Escribo a diario. Eso es lo que puedo decir de mí.

 

¿Qué podremos encontrar entre las páginas de Sueñomatografía?

En Sueñomatografía aparecen personajes y actores del cine clásico “compartiendo escena” con mi protagonista, un anciano muy pinturero, dibujado también de manera chusca. Tenemos a los personajes del sueño y del cine, por un lado, (los actores y personajes que digo) y también un protagonista español que busca de un viejo amor. Ambas tramas se entrecruzan y chocan en el sueño. De ese choque, surge la novela y la locura. Se completa todo ello con un tercer universo, el del cine español: Maribel Verdú, Penélope Cruz, Aurora Redondo, Rafaela Aparicio, José Lifante, Antonio Garisa… todos en el mismo paquete, como si fuera el camarote de los hermanos Marx… que también aparecen. Una locura, digo. Una novela atropellada, puro dislate, humor y entretenimiento que espero que les divierta a todos.

 

¿En qué ingrediente reside la fuerza de este libro?

El humor, el punto de vista original del narrador, las escenas llamativas, mucho más llamativas aún al ser protagonizada por actores de cine de todos conocidos: Sylvester Stallone, Marlon Brando, Gene Kelly, Woody Allen, Marilyn Monroe, Sidney Poitiers… No creo que el lector se aburra, porque todos los episodios son burlescos. Es una novela loca, como digo, que asegura una intensa diversión durante el tiempo de la lectura. Eso sí, una lectura trepidante que no te deja respirar, también lo advierto. La novela incorpora luces estroboscópicas. Eso se va a encontrar el lector.

Además, la narración y las descripciones están cargadas de metáforas y de imágenes alegóricas sorprendentes.

 

¿Qué quieres transmitir a través de este libro?

Soy consciente de que las buenas novelas transmiten un mensaje. Pero no siempre ha de ser un mensaje filosófico o moral. En Sueñomatografía se trata de un mensaje estético, de estilo. Puedo compararlo con “Sin Noticias de Gurb”, de Eduardo Mendoza, aunque son novelas distintas. ¿Que pretende “Sin noticias de Grub”? ¿Cuál es su mensaje de fondo? Probablemente, reírse de las convenciones sociales, vistas a través de un extraterrestre, utilizando el sentido del humor típico de Mendoza, sin más. El mensaje es sencillo.

Sueñomatografía pretende ser un homenaje al cine, llevándolo al terreno del humor. Y disfrutar del estilo con que está escrita. Disfrutar de la originalidad del tema y una voz personal.

 

¿Cómo describirías tu trayectoria de escritor desde la primera publicación hasta esta última?

He ido creciendo, aprendiendo y haciendo de la literatura una rutina que me resulta cada vez más fácil. Como siempre ocurre en este oficio, la mente se carga de dudas sobre tu calidad. Contra ese fantasma se lucha continuamente. He ganado premios y he aprendido que ni siquiera eso te garantiza que tus textos tengan calidad.

Mi trayectoria es una continua guarra por encontrar el punto medio entre la excelencia literaria y llegar al lector y entretenerle. Pero creo que ese es el destino de todo escritor, acabar su trayectoria sin solucionar el problema.

Cada novela es un reto, un oportunidad de hallar la respuesta, y es por eso que uno emprende un proyecto tras otro, para ver si esta vez lo consigue. Incluso aunque consiga, dudas de que lo hayas conseguido y siempre necesitas escribir una nueva obra para demostrarte a ti mismo que puedes alcanzar un éxito sin fisuras… éxito que, sin embargo, pasado el tiempo, siempre te parece que no lo has conseguido.

Un poco le ocurre al escritor como a don Juan Tenorio que, según Marañón, necesitaba conquistar a una mujer cada vez para poner a prueba su hombría. 

Textos reales, sin embargo, de mi trayectoria no me puedo quejar. Como digo, he ganado premios, he formado parte de algunos jurados de novela y teatro, y en alguna ocasión me he llevado la sorpresa de que me conocían como escritor. Pero todo estudioso y una continua lucha.

 

¿Cuál fue el último libro que leíste? ¿Por qué lo elegiste?

La verdad es que leo continuamente, así que, si te hablo del último libro, probablemente te esté hablando de uno que he empezado hace muy pocos días. Prácticamente leo un libro cada semana o dos. Mis lecturas del último mes, son variadas. En la elección del título únicamente me guía el entretenimiento, pero también la calidad. Me gusta que el autor se lo curre. Ver el trabajo y el sacrificio en su obra y que tenga una voz propia. Una voz distinta, que me diga que ese texto no lo ha podido escribir otra persona, sino él. Eso busco. Busco personalidad en una novela.

Quiero, como lector, trabajar yo también el texto y que no me lo den todo hecho.

Hay distintos tipos de lectores, así como de entretenimiento. Hay gente que le gusta que le pongan todo muy fácil y que le lleven de la mano hacia el final. Yo prefiero tener que poner de mi parte como lector, colaborar con el autor, que el escritor me lo ponga difícil y que yo me vea obligado a “abrir puertas cerradas”. Es un modo de intervenir en la conversación que ofrece un libro, que no sea “unidireccional”.

Aunque no descarto el Best Seller, al que también me acerco, porque pretendo aprender de todo.

Pero te cito algunas novelas, así que recuerde: El padrino, de Mario Puzo. No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, de Laura Norton. El autobús perdido, de John Steinbeck. El amante de lady Chatterly, de D H Lawrence… La flaqueza del bolchevique, de Loranzo Silva. Un amor de Alejandro Palomas. El silencio de la ciudad blanca, de Eva García Saez de Urturi… es lo que llevo leído este año. Ahora estoy con la Bestia, de Carmen Mola. Y con La verdad sobre el caso Herry Quebert de Joël Dicker, las dos a la vez. Como ves, de lo más variado y ecléctico. Soy un lector compulsivo.

Muy recomendables son El paciente, de Juan Gómez jurado y los Cisnes salvajes de J. Chang. Dos de las mejores novelas que me he leído en los últimos años.

Tengo un blog donde subo comentarios y críticas de libros, artículos de ensayo y también de películas. Lo recomiendo también, porque son observaciones de un escritor, no de un lector cualquiera, tienen un aire distinto. Más que criticar, analizo y comento si se usan técnicas narrativas en ellas y su efectividad.

También comento películas de cine bajo esa misma perspectiva.

 

Y ahora qué, ¿algún nuevo proyecto?

Soy un escritor aficionado, que trabaja y se esfuerza como un profesional. El 90 % de mi tiempo libre lo dedico a escribir. Como escritor, sufro de todo, menos el famoso síndrome de la página en blanco. Tengo muchas historias que contar y poco tiempo para hacerlo y estoy en ello. Hay proyectos, alguno de ellos a punto de terminar, pero prefiero reservármelo.

 

Nos has hablado de tu web y de tu canal de YouTube. Ofrécenos el link de ambos para que pueda para que puedan pinchar.

La página web donde subo comentarios análisis de películas y libros así como artículos de ensayo es https://blogliterariolluviaenelmar.com

Mi canal de YouTube es Moises De Las Heras audiolibro así como mi canal de Ivoox.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Entrevista a Antonio Gómez Cayuelas, autor de El Cid. La forja y el milagro

Entrevista a Jerzy P. Suchocki, autor de Victoria Stardust

Entrevista a Luis Aznar Otín, autor de Entre los pliegues del tiempo