Entrevista a David Gómez, autor de "El eco"




Pensamos que conocer al autor y el proceso que llevó a cabo para poder escribir su libro resulta interesante al momento de leer una obra. Por ello, hemos entrevistado a David Gómez, autor de El eco.





 ¿Cuándo y por qué decides crear tu novela?

Mis motivos se parecen mucho a los de tantos otros. Como aficionado a la lectura que soy, siempre he sentido esa necesidad de crear algo similar a las obras que más me han marcado. La inspiración para esta historia en concreto me vino en el tren hará unos dos años -por alguna razón, casi todas mis historias empiezan o acaban en un tren-. Recuerdo que se me ocurrieron algunas buenas ideas que olvidé al segundo por culpa de mi mala costumbre de no apuntarlas, pero el impulso de escribir no me abandonó. Pronto esa indefinición fue tomando forma, surgieron los personajes y supe que tenía que vertebrar la trama en torno a temas como la nostalgia y la muerte.

¿Por qué elegiste llamarla de esa manera?

Cada vez que se habla del eco en la novela es haciendo alusión al pasado. Unas veces este eco es una melodía placentera y otras un ruido que preferirías no oír nunca.

¿Cuánto tiempo tardaste en reunir datos e información para poder escribir tu novela?

Tardé más a planificarla que a escribirla. Siempre hago un guión con las descripciones y diálogos clave de cada capítulo, aunque también me gusta salir un poco del territorio marcado: a veces hay que dejar que la historia hable por sí misma. Cuando tenía un bloqueo a menudo bastaba con darme un paseo rápido para inspirarme. Una de las ventajas de ambientar la novela en la ciudad donde vivo. Debo decir, sin embargo, que quien busque un retrato fiel de Orihuela va a llevarse una decepción, porque suelo inventar y cambiar a mi conveniencia.

Si tuvieras que presentar este libro a nuestros lectores, ¿con qué palabras lo harías?

Una novela melancólica, un tanto amarga y con cierta malicia. Creo que al leer la sinopsis te haces una idea general bastante precisa de lo que va a ser.

¿En qué ingrediente reside la fuerza de esta historia?

Es una historia nostálgica que además reflexiona sobre la nostalgia, no solo de la que actúa como un bálsamo en determinados circunstancias, sino también de otra más dañina, la que te hace caer en la trampa de creer todo lo bueno ha quedado atrás. No sé si es algo positivo, pero siento que está bien que no haya moralejas ni lecciones de vida más allá de no obsesionarse con el pasado y vivir el presente. Ahora mismo cuento con más preguntas que respuestas y ponerme aleccionador sería deshonesto por mi parte.

¿Cuál es tu personaje favorito y por qué?

Me gusta Petra, aunque es más un símbolo a lo largo de la historia que un personaje con entidad propia. Los otros tres tienen más capas y zonas grises, además de un mayor desarrollo. Cuando empieza la historia están en medio de un viaje que no necesariamente les conducirá a buen puerto.

¿Cómo describirías tu estilo?

Intento contar las cosas de forma simple y clara. Prefiero no abusar de adjetivos ni de adverbios. Por lo demás, escribo de forma bastante intuitiva. Me gusta usar el paisaje como catalizador de las emociones de los personajes y sugerir a mostrar en la medida de lo posible. Los recuerdos significan mucho para el protagonista, por eso cuando traslado la acción al pasado me recreo más en los detalles. Te dará la sensación de que la trama no avanza y eso es, en parte, lo que quiero transmitir.

¿Qué parte te resultó más complicada de escribir?

Los últimos capítulos. Mucho antes de empezar a escribir ya tenía en mente el final. Ocurre un giro, una ruptura importante del tono. Era consciente de que si no hacía justicia al momento quedaría como algo gratuito y fuera de lugar. No es una novela de misterio pero contiene algunos detalles, escenas premonitorias que el lector más avispado sabrá captar y enlazar con la resolución. También me preocupaba no saber reflejar con acierto los sentimientos del protagonista, ya que narro una situación del todo desconocida para mí. Al final decidí dar pinceladas y jugar con la ambigüedad.

¿Quién o quiénes fueron los primeros en leer este libro? ¿Cuál fue la primera impresión?

Nadie ha tenido la oportunidad de leerlo todavía.

¿Cómo definirías la experiencia de trabajar con la Editorial Adarve?

Muy gratificante el trato y la atención que me han dispensado. Me han dado total libertad creativa, que es lo que quería, y se han mostrado rápidos y eficientes en todo momento.











0 comentarios:

Publicar un comentario