Entrevista a José María Asensio, autor de "La oscura cara del bien"





Escribir una novela no es asunto sencillo. José María Asensio, autor de La oscura cara del bien, nos cuenta su experiencia de creación y el futuro que espera para ella.



¿Cuándo y por qué decides crear tu novela?

Hace unos ocho años empecé a escribirla. Tenía muy claro el concepto sobre lo que pretendía, pero luego, por un periodo largo de tiempo, me olvidé de ella, pensando que no llegaría a nadie más que a un puñado de amigos y pensé que no me era urgente terminarla, así que la dejé cuando había escrito más de la mitad de la historia. Las circunstancias de mi vida, ligadas a mi propia salud, me hicieron retomar la idea y seguir adelante hasta terminarla.

En cuanto al porqué decido crear mi novela, es por la necesidad personal de hablar de un tema tan transcendental como la amistad en mayúsculas, como base de lo que debería ser una sociedad moderna. Vivimos en el mundo del “todo vale” y observo como la gente valora más las formas que los contenidos. Mi carácter rebelde, políticamente incorrecto, ha tenido mucho que ver en el porqué de “La cara oscura del bien”. Recuerdo que pensaba que podría servirle a mi hijo a lo largo de su vida, transmitiéndole valores en desuso como el honor o la lealtad, entre otros, intrínsecos al significado de la palabra amistad.


¿Por qué elegiste llamarla de esa manera?

Porque no todo lo que parece bueno a simple vista lo es. Y también porque a veces, para lograr algo bueno, hay que hacer cosas que podrían ser todo lo contrario. Los seres humanos somos contradictorios en muchas áreas de nuestras vidas y el título refleja fielmente una de esas posibilidades.

¿En qué ingrediente reside la fuerza de esta historia?

En los sentimientos del personaje principal ante la tesitura que se le presenta: dejar morir a su amigo del alma por una cuestión de dinero o apostar su salvación, pese a los graves problemas que ello conllevará.

¿Cuál es tu personaje favorito y por qué?

Justamente el personaje principal. Juan Peiró. El motivo es porque tiene que tomar decisiones complicadas y las toma, más allá de que pueda equivocarse. Es periodista deportivo, como yo lo fui, y valora la amistad, como lo hago yo. El problema del mundo es que muy poca gente valora la amistad y se entrega a los demás de un modo desinteresado como Juan intenta.

¿Cómo describirías tu estilo?

Muy personal. Escribo en primera persona y muestro los sentimientos de los personajes para que den más fuerza al relato. En ese sentido me vuelco completamente en intentar que los lectores puedan adentrarse en el intimismo de los personajes y comprender cosas que jamás entenderían.

¿Qué parte te resultó más complicada de escribir?

Lo más difícil fue ponerme en la piel del personaje cuando decide secuestrar a alguien ajeno a toda su problemática, a una persona que no le ha hecho ningún mal y cuando, por ello,  tiene que engañar reiteradamente a su hermano, que será el inspector de policía encargado del secuestro de su víctima.


¿Quién o quiénes fueron los primeros en leer este libro? ¿Cuál fue la primera impresión?

Antes de decidirme a publicarlo se lo di a leer a un par de compañeras de trabajo, luego lo leyeron dos o tres amigos más. Varios de ellos me dijeron que no podían parar de leer; decían “estar enganchados”. Les pedí que fueran críticos conmigo y nadie me dijo que le aburrió, sino todo lo contrario. Esto me reafirmó en mi idea de publicarla y me animó a escribir la segunda parte. Y eso he hecho, a partir de que ya he escrito la continuación, dar a conocer la primera.

Si tuvieras que presentar este libro a nuestros lectores, ¿con qué palabras lo harías?

Diría que es una novela destinada a personas con cierta sensibilidad, a gentes que les preocupen los sentimientos de los demás. En este sentido creo que en parte refleja el alma femenina por el intimismo que subyace a lo largo de la misma. Y también tiene una parte más ligada al mundo masculino porque el personaje principal debe ser a veces visceral como lo somos muchos hombres en determinados momentos de nuestras vidas y porque además se trata de un periodista ligado al mundo del fútbol de élite y todo lo que ello conlleva. La parte de investigación policial creo que es bastante dinámica y sorprendente y puede gustar a los aficionados a los thriller.

¿Por qué crees que nuestros lectores debiesen leer tu libro?

Porque creo que pasaran un buen rato, porque los conflictos morales nos atañen a todos los hombres, lo reconozcamos o no y porque habrá muchas cosas que les harán pensar y dudar de sus propios pensamientos.

Dices que has escrito la segunda parte, ¿nos puedes adelantar algo?

Personalmente creo que está mejor escrita, es más dinámica y sorprenderá muchísimo a todos los que la quieran leer.

¿Cuál sería tu sueño en relación a tu novela?

Lo que me encantaría, y por eso la empecé a escribir, es que algún “loco cineasta” viera en ella la posibilidad de llevarla a la gran pantalla y me diera la posibilidad de contarle con mis palabras, además de lo escrito en La cara oscura del bien, la historia completa, desde el principio hasta el fin.







0 comentarios:

Publicar un comentario